Hoy es lunes, 17 diciembre 2018   Última actualización: 3:28 pm
Política 03/11/2013 12:00 am

El inolvidable gobierno de Luís Herrera

El buen humor nunca abandonó a Luís Herrera.

El buen humor nunca abandonó a Luís Herrera.

Uno de los hechos más resaltantes de la gestión de gobierno de Luís Herrera Campins fue el “Viernes Negro” que aunque comenzó como una simple devaluación de la moneda, marcó el inicio de una crisis del modelo económico venezolano que se ha prolongado hasta nuestros días

A través del Decreto Presidencial Nro. 99 del 19 de marzo de 1981, el entonces Presidente de Venezuela, Luís Herrera Campins, suprimió toda publicidad audiovisual por radio y televisión dirigida a promover el consumo de cigarrillos y bebidas alcohólicas, medida que redujo, a largo plazo, la incidencia de tabaquismo y alcoholismo en nuestra población.

Sin embargo, este logro quedó en el olvido pues Luís Herrera pasó a ser recordado en las páginas de la historia venezolana por la crisis económica que durante su gestión experimentó la nación, tras el famoso “Viernes Negro”, nombre con el cual se apodó al 18 de febrero de 1983.

En esa fecha, el entonces mandatario nacional dictó una serie de medidas económicas que incluían la restricción a la salida de divisas y la devaluación de la moneda. De esta forma, el “Viernes Negro” marca un hito en la economía venezolana, pues el país abandona la convertibilidad de su moneda para iniciar un proceso de devaluación progresiva.

El gobierno de Herrera Campins se caracterizó por el aumento de la corrupción administrativa. Varios de sus altos funcionarios fueron acusados de corrupción y malversación, incluso tres Ministros de la Defensa huyeron del país señalados como autores de robos al Fisco Nacional. Sin embargo, él se mantuvo siempre como un hombre honesto, íntegro, a quien nadie puede acusar de haber cometido actos de corrupción.

El de Luís Herrera fue un período en el que se completaron importantes obras como: Teatro Teresa Carreño, la primera fase de la línea 1 del Metro de Caracas, el Parque Naciones Unidas y el inicio de la Autopista a Oriente. Fue también llamado el presidente cultural, porque desarrolló un extenso programa de animación cultural, impulsó la Reforma del Código Civil y reformó el Programa de Educación.

Cabe recordar que la regulación a la publicidad de licores y cigarrillos sirvió para que, a posteriori, gobiernos de otros países tomaran similares acciones. A pesar de que el Decreto fue emitido al considerar que es deber del Estado velar por la protección y mantenimiento de la salud pública, los medios de comunicación no vieron con buenos ojos esta medida e iniciaron un prolongado veto a Luís Herrera por considerar que la decisión iba en contra de la libre empresa.

Desde Acarigua

Nacido el 04 de mayo de 1925 en Acarigua, estado Portuguesa, Luís Herrera se caracterizó siempre por su condición humilde, de llanero refranero, buen carácter y apasionado por la comida.  El ex mandatario incursiona en el mundo de la política desde muy temprana edad, pues a los 15 años comienza a escribir ensayos políticos que publica en el diario El Impulso, en Surcos y en el Semanario de la Unión Nacional Estudiantil (UNE), antecedente del futuro partido de la tolda verde.

No obstante, el verdadero inicio del camino político del ex mandatario se remonta a 1946, cuando Rafael Caldera funda el partido social cristiano COPEI. Para aquel entonces, Luís Herrera, se convierte en uno de los dirigentes de la fracción juvenil de la agrupación política y posteriormente funda la seccional de Acarigua del partido.

Ese mismo año, inicia estudios de Derecho en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y paralelamente ejercita el periodismo político en el semanario Cope y en el diario El Gráfico.

En 1952 se ve obligado a interrumpir su carrera, tras haber participado en la huelga universitaria de ese año, que lo lleva al exilio. En 1955 culmina sus estudios en España y obtiene el título de abogado.

Sus primeros pasos en la gestión pública datan de 1947, cuando es electo diputado a la Asamblea Legislativa de Portuguesa. Durante 20 años ininterrumpidos se desempeñó como parlamentario del Congreso y en 1978, se convierte en presidente de Venezuela, recibiendo la Banda Presidencial de Carlos Andrés Pérez.

Herrera Campins entregó la Presidencia a Jaime Lusinchi (AD) y se incorporó al Congreso Nacional en su condición de senador vitalicio. Entre 1986 y 1989 se desempeñó como secretario de la Internacional Demócrata Cristiana (ODCA) y en 1995 fue elegido presidente de COPEI.

En 1996 dirige la revista Voz y Camino y ejerció otros cargos, entre los que destacan: la Presidencia de la Comisión Nacional para el Bicentenario del general en jefe José Antonio Páez y la Dirección de la Biblioteca del Pensamiento Venezolano José Antonio Páez. Fallece en Caracas el 09 de Noviembre de 2007, a los 82 años, debido a una enfermedad renal y diabetes.

“Recibo un país hipotecado”

Fue la frase con la que Luís Herrera Campins alertó al país sobre el estado deplorable de la economía después que el gobierno anterior, de Carlos Andrés Pérez, despilfarró y robó los impresionantes recursos financieros por exportación petrolera en los años 70.
Lamentablemente, si Luís Herrera recibió el país hipotecado lo entregó quebrado porque al final de su gobierno estalló la crisis de la deuda externa y se le hizo imposible cumplir la promesa de su campaña electoral y gracias a la cual había llegado a Miraflores: “Luís Herrera arregla esto”.

Edda Pujadas| @epujadas

Comparte

También le puede interesar

Política

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

Has logrado inscribiste en el registro del Censo de Transporte para comprar gasolina subsidiada

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...