Hoy es lunes, 20 noviembre 2017   Última actualización: 12:39 pm
Opinión 20/10/2017 12:03 am

BEISBOL POPULAR

SALUDOS FANÁTICOS: El béisbol nos une una vez más y escribiendo de él, también abarcamos otros temas de la vida inexorable, por la paz, el amor y la felicidad. wilrodlnbb@gmail.com ¡La vida me lo dijo!

PENSAMIENTO DE HOY: “Jamás se descubre mejor a un hombre que sabe poco, que cuando habla mucho” Odin. Qué gran verdad la de este pensamiento y saben una cosa, nos ha servido para reflexionar profundamente, porque hemos estado desde hace mucho tiempo equivocado. Por ese mal hábito, el cual está destinado para muy pocas personas, como por ejemplo un comandante Chávez, lo cual es decir bastante, muy difícil otro. De allí el tropezarte con gente falsa, los cuales pusiste a tu lado, creyendo que eran tus amigos. Esto le ocurre con frecuencia a conversadores “sanitos”, sin malicia, quienes por lo regular son engañados y traicionados. Sobre este pensamiento de “Odin” me había hablado mucho mi viejo y recordado padre “Aquiles zamarro líder sindical y político, muy amigo por cierto del padre de nuestro hoy Ministro del Poder Popular para la Educación, el camarada amigo, quien cité en mi columna pasada, Elías Jaua. El viejo Carlos José, compadre de mi padre, lo conocí y me hizo entender una realidad, en un momento difícil de nuestra vida, por ello nos hicimos amigos, lo cual comentaré más adelante. Elías hijo (su abuelo llevó su nombre) lo conocí como líder estudiantil por los pasillos de Humanidades y me hizo recordar aquellos años 70 cuando “La Rodriguera”, nos hacíamos presente, siendo comandada como líder de la Federación de Centros, el hoy Doctor en Medicina Erick Rodríguez. Cuando ya habíamos egresado de la Academia de Umpires, en St. Petersburg, becado por el profesional ya que hicimos un alto en los estudios (1972). Al regreso sucedió lo inesperado: Franklin White era el Presidente del Beisbol Profesional y me da la noticia, después de las felicitaciones, excelente curso, pero debo decirle que el mismo deben cancelarlo con su trabajo! ¿Cómo? No lo acepté y le dije: ¡Estamos graduados, especializados, ahora debemos ganar más y no olviden que se están evitando contratar a más chief umpires! Me uní al movimiento estadio con otros bachilleres comandados por Miguel A. Mudarra. Al final no me descontaron nada, pero me rayé. En 1977 antes de la Serie del Caribe en el Universitario, inicié una huelga con el movimiento estudiantil, ya que el trato era hostil. Es allí cuando soy declarado “ñángara” porque descubrí a través del cubano Armando Rodríguez que hacía dos años me habían enviado un contrato desde la “National League” y jamás me lo entregaron, al averiguar, fueron los dueños de La Guaira y Leones, quienes lo habían escondidos. Al dirigirme a ellos fúrico, me dijeron: Termina tu serie y te vas, dile a Fidel Castro allá en Cuba que te de trabajo. Con usted hemos perdido dinero. Debía estar alienado y ser servil como los otros. Aunque agradecí a Juan Loaiza quien quiso meter la mano por mí. Allí mi padre me cayó encima; usted es culpable, le he dicho mil veces, “hable poco y actúe más”, los que dicen ser tus amigos, lo van a disfrutar a lo grande ahora. ¿Será que los revolucionarios somos tercos? Porque ahora mismo se me acaba de presentar en la Bolivariana, la misma película. Un rollo no muy claro, por un dinero que ahora no viene de PDVSA, pero allí estoy luchando con la verdad, porque soy “chavista” de corazón, pero francamente creo que mi padre siempre tuvo la razón. Utiliza tu estudio el biotipo característico del individuo, habla poco, porque los demás, que no son amigos nada, aguantan tu conversa, pero en el momento preciso, se olvida de todo, el ser humano es así. En aquellos setenta acudí al compadre de papá, inteligente líder político como él y preciso para decir las cosas: ¡Lo que voy a comentar tómalo solo para ti y así comenzó hablando el recordado Carlos José allá en su querido Río Chico: entiende a tu viejo, tiene toda la razón, te sientes ahora solo, te sacaron del profesional y también de Meridiano. Bueno, ahora termina tus estudios, te falta poco y llégate en la semana al Diario “La Voz” esto ya lo converse con Enrique Mendoza, quien te conoce y en ese diario que es exclusivo para el estado quienes son amigos nuestros, puedes escribir tu columna sobre la vida y el deporte. Si quieres cámbiale el título del “Chief Umpire”. Con tu ideología no nos metemos, pero no te olvides lo que te dijo el compadre. Y así, gracias a amigos verdaderos llegué a este espacio hace más de 20 años, ayudado también por su Director. Aunque pasé un año en Carabobo el cual era necesario para mi estudio. Mi columna nunca dejó de salir y precisamente los días viernes, una gran casualidad ahora gracias a mi amigo Alexis Castro. La vida continúa y solo espero que en la Liga Nacional Bolivariana se haga justicia y se cumpla lo que nos enseñó el gran Fidel Castro, para nuestro béisbol y con ello enterrar