Hoy es domingo, 18 noviembre 2018   Última actualización: 11:04 pm
Opinión 03/04/2018 5:27 am

MOTIVOS DE TERTULIA

 

QUÉ TAL CONTERTULIOS: Mercedes de Freitas, coordinadora de la ONG Transparencia Venezuela, en una investigación realizada con respecto a la falta de alimentos en el país, sacó a flote la causa, o causas, de la escasez de comida. Resaltó, la investigadora, que no se justifica el problema alimentario ya que el Ministerio de Alimentación ha recibido sesenta millardos de dólares para comprar alimentos.

La compra, control y distribución de esos alimentos la han llevado a cabo los militares. Lo que para nadie es un secreto es la gigantesca corrupción que se da en los diferentes estadios por los que pasan los alimentos.

En cada alcabala (y no viales) a cada quien le queda una tajada, eso es vox pópuli, para nadie es un secreto. Voy a ilustrar con una experiencia personal el descaro de la corrupción en la institución militar.

Hace tres años -en una Semana Santa, por cierto- viajé a la ciudad de Calabozo, estado Guárico, y el jueves santo fuimos al mercado municipal a comprar verduras para hacer un sancocho de pescado de río.

Algunas cosas que no encontramos las buscamos en una dirección que nos dieron, era la casa de un sargento de la Guardia Nacional quien tenía allí de todo lo que escaseaba a precios y que “solidarios”.

Pero lo grande del asunto es que vendía a puertas abiertas como un negocio normal, como empresa registrada mercantilmente, habida cuenta de que todas las autoridades tenían conocimiento de ese negocio.

O sea, que los militares compran (y venden) distribuyen, administran y hacen lo que les da la regalada gana sin ningún tipo de contraloría porque el Ministerio de Alimentación y su ministro están pintados en la pared, además, el poder contralor de la Asamblea Nacional no controla por razones de todos conocidas.

Por cierto cerquita de la casa de este sargento estaba el galpón de Agropatria, remedo de lo que fue Agroisleña, empresa productora, distribuidora y asesora de productos agropecuarios que estaba cerrada, además de ese día, jueves santo, los demás días también.

Por cosas como estas de la alimentación es que el pueblo sufre, aunque muy poco se queje. Pero bueno, Nicolás Maduro dijo que si gana las elecciones habrá abastecimiento de alimentos y medicinas, se acabará la corrupción y todos los venezolanos viviremos felices como ballenas, con las tripas llenas.

Por cierto, Mercedes des Freitas señaló también que “Nicolás Maduro debe rendir cuentas sobre la cantidad de 35 millones de dólares que le otorgó la empresa Odebrecht para su campaña electoral anterior”.

LA SALIDA DE PEDRO PABLO KUCZYNSKI del gobierno de Perú no traerá, como dicen Maduro y sus maduristas, consecuencias favorables a su gobierno (el de Maduro) porque con la renuncia del presidente no habrá cambios de fondo en el gobierno peruano, sino de forma, o mejor dicho, de personas pues el vicepresidente Martín Vizcarra es correligionario de la política interior y exterior del renunciante al que acompañó de manera tan fervorosa en su campaña que en consecuencia fue elegido a la Vicepresidencia. Así, que no se vistan que no van.

DENUNCIAR LOS SUFRIMIENTOS DEL PUEBLO no es politizar los actos religiosos, declaró el cardenal Jorge Urosa Sabino Arzobispo de Caracas, ante las acusaciones del gobierno. Imaginamos que a Maduro le habrán soplado la actitud de la iglesia venezolana que en toda su historia ha estado a la vanguardia en las luchas políticas cuando los gobiernos se salen del carril democrático.

No hay que olvidar la participación del sacerdote Madariaga el 19 de abril de 1810, que con su seña hizo que Emparan renunciara a la Capitanía General. También la de monseñor Arias Blanco el primero de mayo de 1957, cuando en la misa de la catedral denunció las persecuciones de la dictadura de Marcos Evangelista Pérez Jiménez.

En los actuales momentos, ante las atrocidades de este gobierno, los representantes de la iglesia católica no se han quedado a la saga, no se han callado desde el gobierno de Chávez que era menos peor que este.

MUCHA GENTE DICE que lo del cono monetario es más de lo mismo, más no es así, es peor que lo mismo.

Todo candidato presidencial debe tener un programa de gobierno, pero Maduro no, Maduro no tiene programa de gobierno sino decretos como el del cono (provoca escribirlo con Ñ) monetario para junio luego de las elecciones que él “ganará”. Chao amigos, esperamos hayan disfrutado de la Semana Santa.

 

Adolfredo José Carrillo

 @adolfredocarril: ajcarrillo23@hotmail.com

Comparte

También le puede interesar

Opinión

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

Has logrado inscribiste en el registro del Censo de Transporte para comprar gasolina subsidiada

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...