Hoy es domingo, 19 mayo 2019   Última actualización: 10:03 pm
Política 27/02/2019 2:27 pm

Se consolida la Alianza por el Referendo Consultivo tendiendo puente con el gobierno

A pesar de las amenazas de violencia, la ARC dice confiar con optimismo en que los peores escenarios de violencia no se produzcan.

En medio de la crisis país, se consolida la alternativa Alianza por el Referendo Consultivo (ARC), agrupación política que propone la alternativa del referendo consultivo, como mecanismo de salida ante la coyuntura que experimenta la nación.

El acto público la agrupación Alianza por el Referendo Consultivo (ARC), propone como primer punto que el gobierno nacional y la oposición se sienten a negociar, donde la prioridad a debatir debería esta sujete en la  “la designación de un nuevo CNE por consenso, para así llegar a un referendo consultivo a corto plazo”.
Como segundo punto de orden  además se acordó que considerar la opción constitucional, legítima y pacífica del referendo consultivo para relegitimar de todos los Poderes Públicos nacionales mediante elecciones generales.
ACUERDO DE LA ARC
El vocero Enrique Ochoa Antich, ex directivo de la MUD, acompañado entre otros por Oly Millán, Edgardo Lander, Manuel Isidro Molina, Héctor Navarro, Reinaldo Quijada, Gustavo Márquez, Gonzalo Gómez, Esteban Emilio Monsonyi, Juan Barreto, Héctor Sánchez, Douglas Aponte, Ronald Muñoz, Juvenal Pantoja, Luis Mogollón y otros, la Alianza por el Referendo Consultivo alertó acerca de “las amenazas de guerra que se ciernen sobre la nación y que parecen estarse recrudeciendo con ocasión de la jornada anunciada por la oposición/AN para después del 23F”.
En este mismo sentido también se declaró que “exigimos que el gobierno y la Asamblea Nacional (AN) se sienten a negociar ya. Poder Ejecutivo y Poder Legislativo, Nicolás Maduro y Juan Guaidó inclusive, cara a cara, a los fines de explorar espacios de acuerdo”, dice la declaración expuesta por Ochoa Antich.
Esta nueva Alianza por el Referendo Consultivo ARC, ha tendido puentes con sectores cercanos al gobierno y críticos del gobienro, como la Plataforma de Ciudadano en Defensa de la Constitución, los partidos Patria para todos (PPT) y el Partido Comunista de Venezuela (PC).
Por otro lado, los promotores de la ARC consideran que constituye un error del gobierno atrincherarse en su prédica de que en Venezuela no hay una crisis humanitaria, que salta a la vista y negarse de plano a la entrada de las donaciones, en particular las concernientes a medicinas, sin plantear opciones.
Nosotros planteamos una, perfectamente viable si hay algo de buena voluntad, explica Enrique Ochoa que “la entrega de esas donaciones sea administrada por el sistema de las Naciones Unidas, que tiene cómo hacerse presente de inmediato en la frontera a tales fines, y de organizaciones de indiscutible imparcialidad como Caritas”.
A pesar de las amenazas de violencia, la ARC dice confiar con optimismo en que los peores escenarios de violencia no se produzcan.
Sabemos que a esta hora se está negociando intensamente, informó Ochoa e hizo referencia a los encuentros que el propio canciller venezolano ha informado con el asesor del gobierno de Trump para Venezuela, Elliott Abrams. Y subrayó  “saludamos cualquier aproximación que evite una confrontación armada y una eventual intervención militar extranjera en nuestro país. La ARC está trabajando para abrir canales de comunicación entre el gobierno y la oposición AN.
El dirigente político, Juan Barreto afirmó “hacemos un llamado a la cordura a los dos grandes bloques polarizados en el país”.
En este mismo orden de ideas, Barreto advirtió sobre lo volátil de la situación destacando que “en cualquier momento, alguna torpeza de cualquiera de los dos factores podrían desencadenar una ola de violencia”; El dirigente también se pronunció “en contra de cualquier intervención extranjera contra nuestro país, es urgen retomar la ponderación y la mesura ciudadana como acto político en favor del país”.
LA RUTA POR EL REFERENDO
La consigna de la ARC es ¡Darle la palabra al pueblo! Y ésta es la ruta del referendo consultivo para lograr un cambio de gobierno en paz:
•       Primer paso: Designación de un nuevo CNE por consenso entre los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
•       Segundo paso: Convocatoria acordada entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo de un referendo consultivo con la siguiente pregunta:
¿Está usted de acuerdo con la relegitimación de todos los Poderes Públicos nacionales mediante elecciones generales a realizarse dentro de los seis meses posteriores a este referendo?
El resto de la información complementaria, sobre esta nueva propuesta está colgada en el portal www.referendoporlapaz.org.ve, por último, los promotores del referendo expresaron su total solidaridad con el antropólogo Esteban Emilio Mosonyi, despedido del ministerio de Educación por expresar sus ideas y con la página web aporrea.org, sometida por el gobierno, a través de la CANTV y de CONATEL, a bloqueos de todo tipo.
DOCUMENTOS COMO PROPUESTA PARA EL DEBATE PAÍS
Se consolida la Alianza por el Referendo Consultivo
Ante la tragedia histórica que sufrimos como nación, quienes suscribimos el presente documento nos dirigimos al país a los fines de expresar lo siguiente:
1. Más allá de los argumentos constitucionales y legales acerca de los actos políticos que han tenido lugar con el ejercicio del Poder Ejecutivo, ellos revelan la profundidad de la crisis política, económica y social y de la fractura nacional que padecemos los venezolanos.
Hoy pretenden disputarse la legitimidad del poder dos actores polarizados bajo el imaginario del “doble poder”: dos TSJ, dos parlamentos, dos fiscales, y ahora dos presidentes que se acusan recíprocamente de “usurpadores”.
Sólo faltaría que dos ejércitos decidan enfrentarse con las consecuencias y responsabilidades que eso puede tener en términos de vidas y de destrucción del país.
Nosotros apostamos a la unidad de la nación, a su integridad territorial y al reconocimiento del pluralismo político en su diversidad y convivencia democrática, tal como está claramente establecido en el Título I sobre Principios fundamentales de nuestra Constitución.
2. Alertamos en particular al gobierno pero también a algunos sectores extremistas de la oposición, que animar la confrontación en búsqueda de una mítica “batalla final” que nunca lo es, significa jugar con fuego sobre la vida de nuestro pueblo, literalmente.
Propiciar la caotización de la República nunca tendría buenos resultados. Los peligros son varios: más violencia, guerra civil, la disolución del Estado-nación como comunidad política o la eventualidad de una intervención militar extranjera que rechazamos enérgicamente desde nuestra postura patriótica.
Nos parece una irresponsabilidad del gobierno y de la mayoría de quienes integran la AN, no actuar para evitar, mediante el diálogo y la negociación, sino para propiciar una confrontación que ellos saben al final se saldaría en muertes, destrucción y pérdida de nuestra soberanía y dignidad como pueblo.
3. Nunca como ahora tiene pertinencia la práctica por el encuentro, el diálogo, la negociación y el acuerdo. Nunca como ahora se requiere respetar los derechos democráticos del pueblo.
No bastan las declaraciones ni los llamamientos retóricos. El alto gobierno está obligado a dar testimonios reales de que está dispuesto a explorar acuerdos aceptables para todos, que contribuyan  a lograr la convivencia democrática del país.
Exigimos que se produzca la inmediata restitución del régimen de libertades y garantías establecidas en la Constitución, la libertad de todos los presos políticos no incursos en delitos de lesa humanidad y graves violaciones a los derechos humanos, la rehabilitación de organizaciones políticas y de sus voceros, el cese a la intimidación y la represión masiva y selectiva a los dirigentes de las comunidades que protestan y el respeto al ejercicio pleno de sus derechos constitucionales.
4. Reconocemos y alentamos a todos los países y organizaciones multilaterales dispuestos a facilitar, acompañar y garantizar un proceso de diálogo y negociación en Venezuela, como una salida electoral y pacífica al conflicto interno, con transparencia y garantías.
Pedimos en particular la mediación del Secretario General de la ONU, del Parlamento Latinoamericano y el Caribe (Parlatino), de los presidentes de Uruguay y de México, y requerimos así mismo los buenos oficios del Papa Francisco y del Vaticano. A todos ellos nos queremos dirigir públicamente, agradecer su disposición como mediadores y solicitarles que sigan insistiendo en esa propuesta, que pueda jugar un papel fundamental para facilitar un proceso de negociación sustentado en un dialogo social en Venezuela y la búsqueda de una salida electoral para evitar la guerra, todo en favor de los derechos constitucionales y en función de la paz.
5. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana tiene mucho que decir y hacer para evitar y repeler cualquier intervención militar extranjera; también a ella le corresponde actuar en el marco constitucional para evitar una guerra civil que podría significar miles de muertes, destrucción y pérdida de la soberanía.
La FANB puede y debe jugar un papel fundamental en la búsqueda de una salida a la crisis en el marco de la Constitución y del ejercicio de la autodeterminación del pueblo venezolano  a través del diálogo y la conciliación, para evitar la guerra y garantizar la soberanía de la Nación, sin apartarse de su compromiso de no arremeter contra su propio pueblo.
6. Exigimos una tregua inmediata del conflicto agudizado desde el 23E para lo cual proponemos:
a) Conformar ya un contacto entre el alto gobierno y la AN.
b) Dentro de condiciones para un pacto de gobernabilidad (como la designación de un CNE por consenso de interés nacional), convocar un referendo consultivo (procedimiento democrático y participativo presente en la Constitución y mucho más expedito que unas elecciones generales) con observación amplia y calificada de la ONU, que consulte al soberano, el pueblo, si está de acuerdo o no en la convocatoria de unas elecciones generales que permitan la relegitimación de los Poderes Públicos.
7. Nos constituimos en Plataforma por el Referendo Consultivo, abierta a todos los defensores de la paz, la soberanía y los derechos sociales, para concertar esfuerzos orientados a persuadir a todos los actores.
El referendo consultivo puede ser convocado mediante acuerdo incluso a la vez por el gobierno y por la AN. Por nuestra parte, impulsaremos un proceso de recolección de firmas, tal y como pauta la Constitución.
8. Contactaremos a todos los partidos de oposición representados en la AN y debatiremos con ellos el mejor camino a seguir.
Contactaremos al gobierno, al PSUV y a los demás partidos del Polo Patriótico con el mismo propósito.
De igual modo contactaremos al pueblo venezolano.
9. Contactaremos a actores internacionales diversos como las Naciones Unidas, la Unión Europea, y a los gobiernos de México y Uruguay. Saludamos con gran expectativa en defensa de la paz de nuestra patria, la Conferencia Internacional de Montevideo sobre la crisis en Venezuela convocada por los presidentes de México y Uruguay, la cual debe ser apoyada por el Parlamento Latinoamericano y todas las corrientes religiosas y fuerzas sociales amantes de la paz.
10. Proponemos la conformación de un amplio movimiento por la paz y la democratización nacional, para lo cual contactaremos a trabajadores y organizaciones sindicales y gremiales, movimientos sociales, organizaciones políticas, grupos de opinión e iglesias, y a todas aquellas organizaciones de la sociedad civil comprometidas con la paz.
Caracas, 4ro. de febrero de 2019
T/Yahvé Álvarez

Comparte

También le puede interesar

Política

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿Como cree usted que se solucionará la crisis política en Venezuela?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...