Hoy es viernes, 15 noviembre 2019   Última actualización: 11:57 am

Pacientes renales de Guarenas-Guatire cerraron el paso a Oriente durante dos horas

Afectados y familiares trancaron la Avenida Intercomunal a la altura del semáforo de Makro, porque en la unidad de diálisis apenas funcionan cuatro máquinas de un total de 16 y la planta de ósmosis no está en óptimas condiciones

Por Lidk Rodelo Diario LaVoz
Guatire.- Pacientes renales del eje Guarenas, Guatire y Barlovento protestaron a primera hora de este jueves 29 de agosto en la Avenida Intercomunal, en protesta por las condiciones en las que se encuentra la Unidad de Diálisis que funciona en la Clínica San Martín de Porres del municipio Zamora.
Aunque está ubicada en una clínica privada, esta unidad de diálisis es un centro de atención gratuita por un convenio, cuya dotación y mantenimiento depende del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss).
La vía rápida, único paso que conecta a la ciudad capital con el Oriente del país, se mantuvo completamente cerrado durante dos horas y 15 minutos.
Los afectados manifiestan que de las 16 máquinas, sólo están funcionando cuatro, para 46 pacientes que se realizan hemodiálisis en esta sala. También detallaron que la planta de ósmosis no funciona adecuadamente lo que afecta la calidad del tratamiento.
Nos estamos muriendo de mengua. Queremos vivir, necesitamos que alguien nos solucione de verdad”, gritaba Leonor Villegas, presidenta de la Fundación Salud Zamora que agrupa a los 46 pacientes renales que reciben el tratamiento de hemodiálisis en esta unidad guatireña.
Agregó: “las cuatro máquinas no se dan a basto. Estamos saliendo a la una de la madrugada expuestos al peligro para que todos podamos hacernos la diálisis. La alcaldía nos apoyó unos días con un transporte y ya no lo tenemos. Esyamos cansados de tantas promesas. Queremos soluciones”.
Piden la reparación de cuatro máquinas y la recuperación de la planta de ósmosis.
Más de 60 funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado, entre la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Fuerza de Acciones Especiales (Faes), la Guardia Nacional (GN), Polimiranda, Poliplaza y Polizamora intentaron mediar con los manifestantes, pero estos últimos se negaron a reabrir el paso hasta que fuesen atendidos por una autoridad gubernamental.
Pasadas las 10:00 am llegó el alcalde de Zamora, Hugo Martínez. Se comprometió a escucharlos en su despacho e iniciar los enlaces con el Ivss para lograr la reparación de varias máquinas y de la planta de ósmosis.
La promesa logró que fuese levantada la manifestación y se reabriera el paso que mantuvo congestionada a las dos ciudades durante toda la mañana.
Una unidad Transmiranda fue dispuesta para el traslado de ls afectados a la alcaldía, donde se reunieron con el alcalde Hugo Martínez, los directores de salud de Plaza y Zamora María Isabel Aguirre y Keiber Pérez, respectivamente, así como el representante del Ivss, David Somoza y la directora del Hospital General de Guatire Dr. Eugenio P. D’Bellard, Gladivia Padrón.
Al encuentro no le fue permitido el acceso a los medios de comunicación.

Plan de acción inmediata

La alcaldía de Zamora informó a través de una nota de prensa que en la reunión efectuada a puerta cerrada entre los pacientes renales, el alcalde Hugo Martínez y representantes de la alcaldía de Plaza y el Ivss, se acordó establecer un plan de acción inmediata, por lo que se fijó una nueva asamblea para este viernes 30 de agosto .
A la cita fueron convocados los actores involucrados en el funcionamiento de la Unidad de diálisis, como el director y especialista en nefrología, Dr. Gustavo Pérez, los técnicos en reparación de estas máquinas del Ivss y otras autoridades para establecer un cronograma de trabajo en el que se programe la reparación de, por lo menos, tres de las máquinas que están dañadas.
El mandatario zamorano recalcó: “es necesaria una solución más profunda, que mejore la calidad del tratamiento y del servicio para nuestros pacientes”.
Por su parte, la vocera de los pacientes Leonor Villegas indicó que en la reunión se anunció que la concesión de la unidad de diálisis le será revocada al doctor Gustavo Pérez y será asumida por personal de la Clínica San Martín de Porres.
También detalló que planta de ósmosis será reparada con recursos que serán aportados en dólares por las alcaldías de Plaza y Zamora.
“Todo quedó firmado en actas. Nosotros daremos un plazo de tiempo prudente para ver los resultados. Si en ese tiempo no vemos que se cumpla lo acordado, volveremos a tomar la misma acción, pero más contundente”, sentenció Villegas en nombre de todos los afectados.
Por Lidk Rodelo / diario LaVoz

Comparte

También le puede interesar

Regionales

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

Usted cree que las medidas que ha tomado el gobierno de los EE UU, ha perjudicado mas

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...