Hoy es sábado, 7 diciembre 2019   Última actualización: 11:54 am
Salud 20/11/2019 8:45 am

Enfermeros irán a un paro indefinido si Maduro no atiende sus exigencias

La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, encabezó una protesta este martes frente al hospital J.M. de los Ríos, como parte de la agenda de calle que anunció para las próximas semanas y en lucha por sus reivindicaciones laborales

Enfermeros del país continúan en protesta para exigir al gobierno del presidente Nicolás Maduro que realice mejores en sus condiciones laborales. Este martes 19 de noviembre, el gremio de la enfermería protestó nuevamente en Caracas y otras zonas del país como parte de la agenda de calle que mantienen desde hace semanas.

Al respecto, la presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, dijo que este martes no se paralizaron los servicios de atención en los recintos de salud. Advirtió que si el Gobierno Nacional no da respuestas a sus peticiones, “vamos a anunciar posiblemente la paralización indefinida de nuestros servicios”.

Sindicatos y gremios de otras áreas, pensionados y jubilados, así como parte de la sociedad civil, también participaron en la protesta del sector salud. También se unió el personal del hospital de los Magallanes de Catia.

Detalló a medios de comunicación que en al menos 18 estados se realizó la protesta con la que también exigieron un cambio de modelo político. “Esto es una secuencia de lo que ha venido realizando el gremio de la enfermería desde el 2018 cuando convocamos a un paro nacional indefinido producto de las condiciones críticas de nuestros hospitales y las desalarización que nos tiene en extrema pobreza”, dijo.

Argumentó que el paro técnico de los hospitales no se ha consumado por la presencia de enfermeras y médicos, pero que esa paralización no atentará contra las urgencias que se puedan presentar. “En nuestra paralización vamos a tratar de preservar la vida. Jamás vamos a paralizar lo que es un emergencia o una urgencia. Sin embargo, los otros servicios que no impliquen riesgos, van a ser suspendidos, como consulta externa, que no sea hematológica u oncológica, medicina interna, algo quizás rutinario, pero emergencia, sala de parto, terapia intensiva, diálisis, no van a paralizarse”, explicó.

A su juicio, la desidia del Estado “los tiene condenados por falta de muchas cosas”.

Carabobo fue otro de los estados donde la protesta del gremio se consumó. El presidente del Colegio de Enfermeros de esa entidad, Julio García, manifestó que la crisis económica ha dejado al sector salud sin profesionales y eso se evidencia en la desmejora permanente de la calidad de servicio.

Explicó que las desmejoras implican bajos salarios, infraestructuras de hospitales en mal estado y escasez de insumos médicos. Aseguró que se mantendrán en las calles “porque creemos que se puede prestar un mejor servicio en el sector salud”.

En Mérida, trabajadores, médicos y pacientes de los principales hospitales se sumaron a la protesta que lideran las enfermeras el 19 de noviembre.

Pacientes denunciaron poca dotación de insumos médicos en los hospitales de la entidad.

Cerradas 15 unidades

Contreras denunció además que cerraron 15 unidades del hospital Dr. Luis Razetti quedando en riesgo los niños atendidos en ese centro asistencial.

“Hoy 18 estados acatamos esta convocatoria de paro y protesta, para exigir un derecho constitucional que se nos está vulnerando. Las enfermeras del Distrito Capital nos sumamos a la protesta pacífica, para exigir un cambio en el modelo político, porque este régimen hambreador condena al hospital Dr. Luis Razetti, al cerrar 15 unidades de atención, entre ellas pediatría y oncología. ¿En dónde está el derecho a la vida de esos niños?”

“Los venezolanos tenemos que entender que depende de todos lograr el cambio político que necesitamos, para tener una mejor Venezuela. Es responsabilidad de todos salir a defender nuestros derechos en las calles, por eso las enfermeras seguiremos activas, movilizadas, hasta que nuestra voz sea escuchada”.

Con consignas como: “La salud está en agonía por eso es que se para el personal de enfermería” y “Que toquen y toquen cacerola, que el pueblo tiene hambre y no le paran bola”, el gremio de la salud protestó a las afueras del Hospital de Niños J.M. de los Ríos en Caracas, desde donde afirmaron que apoyarán las manifestaciones que realizarán los demás sectores del país en los próximos días, sumándose así al llamado de protesta sostenida realizado por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Ni medio en el bolsillo

Mientras Nelbett Ramírez protestaba este martes frente al J. M. de Los Ríos, su hijo atravesaba una fuerte fiebre que no habían podido atacar por falta de dinero para comprar las medicinas. Madre y enfermera, este martes 19 de noviembre salió a exigir un salario que le permita vivir dignamente junto a su familia.

La salud de los pacientes es prioridad para los enfermeros, pero no para un gobierno que ignora la crisis de los hospitales. Nelbett denuncia que su salario diario no alcanza ni para un “chupi”. Aunque su esposo la ayuda con los gastos, “no tienen ni medio” para comprar el acetaminofén. “¡Ya basta de esta burla!”, le dice al presidente Nicolás Maduro. Esta enfermera le reprocha al líder chavista que ella estudió para tener una profesión digna, para mantener la salud de sus pacientes, y no para vender café o emigrar.

Se preguntó, además, si el Presidente dice que no sabe nada, ¿quién lo engaña?, ¿quién es el mentiroso?, ¿quién es el responsable de que todos los enfermeros estén “pelando”?

 

 

Comparte

También le puede interesar

Salud

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿Usted considera que un hipotético cambio de gobierno en Venezuela sería?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...