Hoy es viernes, 3 abril 2020   Última actualización: 10:03 am
Actualidad 25/03/2020 8:30 am

A pesar de la orden de cuarentena colectiva dictada por el presidente Nicolás Maduro hace una semana, en estos sectores continuó la actividad comercial. La mañana de este 24 de marzo esto cambió, a la fuerza

Funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), cuerpo élite de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cerraron los accesos a las zonas populares de Catia, municipio Libertador, y Petare, municipio Sucre del estado Miranda, este martes 24 de marzo. La acción se llevó a cabo horas después de que se anunciara la “cuarentena radicalizada” para Caracas, así como para los estados Vargas y Miranda, por concentrar 59 de los 84 casos positivos por coronavirus que hasta ahora tiene Venezuela.

Estas tres entidades, que hasta el 23 de marzo concentraban más del 70 % de los casos del país, de acuerdo con la data de las autoridades venezolanas, llevó al gobierno del presidente Nicolás Maduro a tomar medidas más extremas.

Vecinos de Catia y Petare presumen que la restricción de movilidad que se llevó a cabo este martes se debe a que el comercio formal e informal no había cesado en esas zonas.

En la parroquia Sucre, la cuarentena colectiva ordenada por el presidente Maduro el pasado 15 de marzo no fue acatada en su totalidad.

Vecinos relataron cómo fue la actuación de los funcionarios de las FAES la mañana de este martes 24 de marzo en Catia: “Cerraron el mercado de Catia y comercios que venden alimentos. Los dueños y trabajadores de los locales fueron tomados por sorpresa, pues cuando fueron a abrir las santamarías les ordenaron cerrar hasta nuevo aviso, y lo mismo con el transporte. A los dueños de vehículos particulares se les obligó a solo una persona por carro”.

El vecino también indica cómo fue la situación en la zona popular cuando se ordenó la cuarentena colectiva a nivel nacional: “Para pasar a tal o cual sitio de la parroquia o ingresar al Metro exigían inicialmente un salvoconducto, pero como no había forma de certificar su validez, se hizo inútil tal medida. En el transporte público, con tan pocas unidades que hay circulando, no pudieron evitar que se llenaran de usuarios y viajaran hasta parados”.

En el municipio Sucre, la situación fue similar. La Redoma de Petare, donde a pesar de la medida de cuarentena seguía funcionando el comercio formal e informal, fue tomada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes bloquearon sus accesos desde la avenida Francisco de Miranda y desde la urbanización Palo Verde.

Hasta los momentos se desconoce hasta qué día se mantendrá restringido el paso hacia estas zonas populares. Tampoco se tiene conocimiento de si estas medidas se están tomando debido a contagios confirmados en estas dos parroquias, que concentran la mayor parte de los habitantes de la Gran Caracas.

Daisy Galaviz/El Pitazo

Comparte

También le puede interesar

Actualidad

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿Usted considera que un hipotético cambio de gobierno en Venezuela sería?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...