Hoy es martes, 27 octubre 2020   Última actualización: 8:56 pm
Opinión 12/10/2020 3:49 pm

Parlamento y diplomacia

Democracia sin elecciones

El nuevo parlamento debe vigilar y garantizar que el derecho a la vida es inviolable

Algunos les gusta hablar de democracia, pero no les gusta la democracia hablada y dialogada, les gusta la democracia de única verdad, la de ellos, y si piensas distinto aparece la ausencia de la democracia particular, la individual con signos de propietarios exclusivos de la razón, y que quienes piensen distinto se les hará un juicio breve, de moralidad casi siempre desde Bogotá, Miami y Madrid como ciudades Olimpo de pulcritud en política/espiritual, poco electoral si ellos no participan por falta de votos o imposibilidad geográfica.

Prefieren su propio modus democrático, las no elecciones envueltas en el papel nada transparente llamado condiciones, pidiendo a diario hechos y situaciones para que no se las den, y luego aullar y gritar fraude sin participación, desde el hospedaje del sufragio hogareño de inventos con medias verdades, sin contar con la otra media, la impregnada de intolerancias

El nuevo parlamento debe vigilar y garantizar que el derecho a la vida es inviolable

Que ninguna ley podrá establecer la pena de muerte, ni autoridad alguna aplicarla. El Estado, protegerá la vida de las personas que se encuentren privadas de su libertad, prestando el servicio militar o civil, o sometidas a su autoridad en cualquier otra forma.

En cuanto a la libertad estar atentos desde las distintas comisiones parlamentarias que la libertad personal es inviolable; en consecuencia: ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial, a menos que sea sorprendida in fraganti. En este caso, será llevada ante una autoridad judicial en un tiempo no mayor de cuarenta y ocho horas a partir del momento de la detención.

Será juzgada en libertad, excepto por las razones determinadas por la ley y apreciadas por el juez o jueza en cada caso.

La constitución de caución exigida por la ley para conceder la libertad de la persona detenida no causará impuesto alguno.

Para su respeto y observancia

Algo que casi nunca se respeta, veamos y recordemos. Toda persona detenida tiene derecho a comunicarse de inmediato con sus familiares, abogado o abogada, o persona de su confianza; y estos o estas, a su vez, tienen el derecho a ser informados o informadas sobre el lugar donde se encuentra la persona detenida; a ser notificados o notificadas inmediatamente de los motivos de la detención y a que dejen constancia escrita en el expediente sobre el estado físico y psíquico de la persona detenida, ya sea por sí mismos o por sí mismas, o con el auxilio de especialistas.

La autoridad competente llevará un registro público de toda detención realizada, que comprenda la identidad de la persona detenida, lugar, hora, condiciones y funcionarios o funcionarias que la practicaron.

Fantasía consular

Respecto a la detención de extranjeros o extranjeras se observará, además, la notificación consular prevista en los tratados internacionales sobre la materia. En cuanto a la penas, penalidades y penumbras, la pena no puede trascender de la persona condenada. No habrá condenas a penas perpetuas o infamantes.

Las penas con privativas de la libertad no excederán de treinta años. Que toda autoridad que ejecute medidas privativas de la libertad estará obligada a identificarse.

Algunos encargados del sistema de justicia, parece no están enterados que, ninguna persona continuará en detención después de dictada orden de excarcelación por la autoridad competente, o una vez cumplida la pena impuesta.

Igualmente se prohíbe a la autoridad pública, sea civil o militar, aun en estado de emergencia, excepción o restricción de garantías, practicar, permitir o tolerar la desaparición forzada de personas.

El funcionario o funcionaria que reciba orden o instrucción para practicarla, tiene la obligación de no obedecerla y denunciarla a las autoridades competentes. Los autores o autoras intelectuales y materiales, cómplices y encubridores o encubridoras del delito de desaparición forzada de personas, así como la tentativa de comisión del mismo, serán sancionados o sancionadas de conformidad con la ley.

De lectura obligatoria debería ser estas premisas o enunciados

Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral; en consecuencia:

Ninguna persona puede ser sometida a penas, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Toda víctima de tortura o trato cruel, inhumano o degradante practicado o tolerado por parte de agentes del Estado, tiene derecho a la rehabilitación.

Toda persona privada de libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano.

Ninguna persona será sometida sin su libre consentimiento a experimentos científicos, o a exámenes médicos o de laboratorio, excepto cuando se encontrare en peligro su vida o por otras circunstancias que determine la ley.

Para los responsables o funcionario público o funcionaria pública que, que en razón de su cargo, infiera maltratos o sufrimientos físicos o mentales a cualquier persona, o que instigue o tolere este tipo de tratos, será sancionado o sancionada de acuerdo con la ley.

Del templo hogareño

El hogar doméstico y todo recinto privado de persona son inviolables. No podrán ser allanados sino mediante orden judicial, para impedir la perpetración de un delito o para cumplir, de acuerdo con la ley, las decisiones que dicten los tribunales, respetando siempre la dignidad del ser humano.

Las visitas sanitarias que se practique, de conformidad con la ley, sólo podrán hacerse previo aviso de los funcionarios o funcionarias que las ordenen o hayan de practicarlas.

Garantía y derecho de las comunicaciones

Se garantiza el secreto e inviolabilidad de las comunicaciones privadas en todas sus formas. No podrán ser interferidas sino por orden de un tribunal competente, con el cumplimiento de las disposiciones legales y preservándose el secreto de lo privado que no guarde relación con el correspondiente proceso.

Pero estos enunciados son poco conocidos incluyendo a los violadores de derechos humanos, los cuales hacen perfectamente su incumplimiento.

Tu deber ciudadano es velar y cuidar la mayor herramienta que está en tus manos, el voto, el voto, el voto y solo el voto.

Tú eliges que quieres para ti, tu familia y el país.

José Gregorio Correa
Instagram: josegregoriocorrea
Twitter: @Josegcorrea13

Comparte

También le puede interesar

Opinión

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿Usted considera que un hipotético cambio de gobierno en Venezuela sería?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...