Hoy es lunes, 20 noviembre 2017   Última actualización: 12:39 pm
Opinión 13/10/2017 12:24 am

Los propósitos del CNE

A escasas horas para las elecciones regionales, el CNE, de manera arbitraria, parcial, y con segundas intenciones, ha logrado cambiar 205 centros electorales, perjudicando a unos 312.000 votantes, que con el valor, la valentía, el arrojo intrepidez, carácter atrevimiento, la  responsabilidad y  el compromiso, votaremos en cualquier centro electoral, por el bien de la democracia participativa y protagónica venezolana.

El CNE, con esa inclinación partidista y actitud ventajista pretende amedrentar, acobardar, atemorizar, intimidar e impedir que el elector  ejerza su deber de votar. Pero el venezolano de hoy, no le teme a tales  medidas como la  de nuclear los centros de votación, pues consciente esta que su voto es la mejor herramienta para poseer la Venezuela que anhelamos.

La funciones  pautadas  en las normas del CNE, establecen que ese ente oficial tiene como obligación el de darle a los electores la mayor cantidad de facilidades para que el ciudadano ejerza su derecho y su deber del voto, sin ningún tipo de obstrucción, dificultad, traba, entorpecimiento, como bien o  estipula la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en  el Capitulo V. del Poder Electoral en sus artículos 292, 293, 294, 295, 296, 297 y 298. Amén de lo que instituye la Ley Electoral y la Ley de Partidos Políticos.

La pregunta que le hacemos los  electores al CNE es ¿A quién beneficia y a quién perjudica el nuclear los Centros Electorales?, si respondemos con honestidad con trasparencia, nos daremos cuenta que la medida no benéfica a nadie, ni siguiera a los seguidores del régimen, pues ellos también son afectados, en sus condiciones de ciudadano y de votante, y a quien si perjudica la medida, es los venezolanos que creemos  en la  Venezuela democrática, que en resumen somos la mayoría absoluta que habitamos en esta tierra de gracia.

Al CNE, los venezolanos que amamos la democracia y a Venezuela, si le decimos, que no importa el lugar donde esté el Centro de Votación, pues allí estaremos presentes, para Votar, con la mayor alegría, contento, agrado, jubilo  a pesar de todos los inconvenientes que ustedes nos han impuesto, porque convencidos estamos que nuestro voto será decisivo para el cambio estructural  que nuestra nación exige.

Votantes: el CNE, ha querido desconcertarnos, turbarnos, desquiciarnos, pero nuestra voluntad, nuestro brío, nuestro compromiso con Venezuela y nuestra responsabilidad con el orgullo de ser ciudadano venezolano, vamos a  ejercer  el derecho y el  deber de Votar este domingo  15 de octubre, con la conciencia como votante y el cuido y defensa del voto, porque  el VOTO, MATA TRAMPA…

MgS Levy Benshimol R.

Comparte

También le puede interesar

Opinión

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿En que ayudará el aumento salarial del gobierno de Maduro?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...