Hoy es viernes, 23 octubre 2020   Última actualización: 2:40 pm
Sucesos 06/08/2020 8:30 am

Imputan a una mujer que abandonó a bebé por homicidio frustrado

Glendys Moreno regresó hace poco de Colombia. Permanece detenida desde el mismo día que parió y abandonó a la bebé en un monte dentro de una bolsa de plástico

Glendys Josefina Moreno Perozo, la mujer que diera a luz durante la madrugada del pasado 31 de julio, y dejara abandonado al bebé en una bolsa de plástico, en una zona enmontada detrás del centro de aislamiento de connacionales en Coro, fue imputada por el Ministerio Público por el delito de homicidio calificado en grado de frustración, según informaron fuentes judiciales la tarde del martes 4 de agosto.

El fiscal décimo Elmer Cardozo imputó a la mujer el delito de homicidio en grado de frustración ante el Tribunal 5° de Control a cargo de la jueza Romelia Salazar. Este delito está previsto en el Código Penal y en la Ley Orgánica para la Protección de Niño, Niña y Adolescente (Lopnna)

El tribunal fijó como sitio de reclusión la Comunidad Penitenciaria de Coro, pero como en este penal no hay mujeres recluidas por estar todas en el Instituto de Orientación Femenina (INOF), ubicado en Los Teques, estado Miranda, permanecerá recluida en el retén de la Policía Nacional Bolivariana ubicado en el Tocuyo de la Costa, municipio Monseñor Iturriza del estado Falcón.

Glendys Moreno, de 39 años de edad, regresó hace poco de Colombia. Permanece detenida desde el mismo día que parió en el Puesto de Atención Social Integral (PASI) Olga Camacho. La mujer, tras dar a luz, se deshizo de la recién nacida, dejándola en un terreno baldío a unos 100 metros de la avenida Alí Primera en Coro, estado Falcón, donde estaba junto a otros connacionales cumpliendo la cuarentena preventiva antes de seguir su destino al municipio Los Taques, donde tiene fijada su residencia desde hace algunos años.

“No sabía”…

Las mismas fuentes judiciales indicaron que Glendys, quien es abogada de profesión, se defendió señalando que desconocía que estaba embarazada. Relató que fue al terreno baldío a hacer una necesidad fisiológica porque presentaba dolores estomacales debido a una supuesta amebiasis, sorprendiéndose del nacimiento de la bebé.

Según contó, dejó a la bebé en el sitio mientras buscaba ayuda, pero las evidencias expuestas por los milicianos que encontraron a la recién nacida llorando en el monte, permitieron desestimar su declaración. La mujer ya había cortado el cordón umbilical y usó una sábana para cubrir a la pequeña.

La niña se encuentra resguardada por el Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos del Niño, Niña y Adolescentes (Idena).

Lisbeth Barboza Ruiz/El Pitazo

Comparte

También le puede interesar

Sucesos

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿Usted considera que un hipotético cambio de gobierno en Venezuela sería?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...