Hoy es lunes, 23 julio 2018   Última actualización: 4:07 pm
Opinión 16/04/2018 12:48 am

MOTIVOS DE TERTULIA

QUÉ TAL CONTERTULIOS: La situación en Venezuela empeora cada día más y más en todos los sentidos, político, social y económico. Pero no solamente ese empeoramiento arrastra a  nosotros al siempre sufrido pueblo, sino también al gobierno, al alto gobierno. Por supuesto, si hablamos del hambre que padecemos, esto no afecta a los bien alimentados y barrigones ministros y directivos del PSUV, pero el problema político, sí. En la misma proporción que aumenta el cerco de hambre al país, aumenta también el cerco político y jurídico que cual espada de Damocles, apunta al gobierno acusado por las acxusaciones de corrupción. Son muchos los crímenes cometidos por este gobierno y de los cuales tiene pruebas la Fiscal General legítima. Una prueba a la que todos nos remitimos es que la falta de alimentos y medicinas tiene su causa (aparte de lo del modelo económico) en que el gobierno evita la ayuda humanitaria por un prurito de maldad. Países y organizaciones internacionales han estado -y están- dispuestos a traer alimentos y medicinas al país, esto es, ayuda humanitaria. Pues bien, el gobierno ha dicho que el país no necesita de tal ayuda. La prueba, una de tantas: el ministro de Salud en unas declaraciones hace varias semanas dijo que en Venezuela había suficientes alimentos y medicinas. Sin embargo, a pesar del “abastecimiento” del que habló el ministro, cada día mueren niños por desnutrición, enfermos renales por falta de diálisis y enfermos de cáncer par falta de sueros para la quimioterapia. Esto, dentro de los pocos conocimientos de derecho que uno pueda tener, es lo que se conoce como: crimen de lesa humanidad. De eso tiene pruebas por codazos la fiscal. Por si no bastara esta prueba de la declaración del ministro de salud, tenemos el testimonio del padre José Palmar quien afirmó en una entrevista con Jaime Bayly que una madre tocó su puerta desesperada porque su hijo estaba desnutrido y no tenía nada para alimentarlo y, mientras Palmar le preparaba un tetero, el infante de 2 añitos murió. El padre Palmar es bastante conocido en el país por su valentía y seriedad y, por supuesto, le creemos. De otros crímenes, como supra mencionamos la fiscal Luisa Ortega tiene pruebas y su autoridad es reconocida (junto con la del TSJ) en el exterior por organismos y tribunales, habida cuenta  de que los crímenes de lesa humanidad y de narcotráfico son universales y no prescriben, no son nacionales como los de “traición” a la patria o de la ley contra el “odio”, como los que legisla la anc. Así están las cosas de delicadas para el gobierno nacional que en sus cadenas y declaraciones se les brota el nerviosismo, el culillo. Es por eso que no viajan al exterior. *** NICOLÁS MADURO DIJO hace varios días que lloviera, tronara o relampagueara, iría a la Cumbre de las Américas y que lo haría por aire, tierra, mar o manejando un metrobús. El asunto es que culipandió, como se dice coloquialmente. La razón, o razones por no llevar a cabo tan manifiesta locura son varias, una que alguien de su entorno tuvo la valentía de hacerle ver un sentido que él no tiene, el del ridículo; otra, que con todo lo que está moviendo el TSJ (no el tsj) y la Fiscal General (no el fiscal general) le dio cierta chorriadera. Perdió Maduro la oportunidad de regalarle un libro a Donald Trump como lo hizo su padre político con Obama, cuando le regaló “Las Venas Abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano, escritor que reconoció lo errado de su pensamiento con respecto a Latinoamérica. *** EL MINISTERIO DE EDUCACION FIRMÓ EL CONTRATO COLECTIVO con sus trabajadores. Lo conseguido, un aumento del 100 %. Nos comentaba un profesor que en días pasados cobró la quincena y no le duró dos días, lo cual quiere decir que ahora con el aumento del 100 % le durará cuatro días. Algunos docentes seguidores del madurismo se vanaglorian diciendo que en la cuarta república los aumentos eran del 20 %; lo que no dicen es que ese aumento estaba por encima de la inflación que era de un 5 %. *** MIS MÁS CORDIALES felicitaciones a los cumpleañeros el doctor Alberto Rodríguez, abogado de reconocida trayectoria en el estado Miranda y Distrito Capital; a mi fraternal amigo, el doctor Plubio Alvarez Castellanos, abogado, sicólogo y sexólogo con mucho prestigio, sobre todo en la última rama, y a la fiscal del Ministerio Público Arodis Bárcenas. Hasta la próxima semana, Dios mediante.

Adolfredo José Carrillo

@adolfredocarril; ajcararillo23@hotmail.com

Comparte

También le puede interesar

Opinión

La Voz en tu correo

Ingresa tu correo electrónico:

Encuesta

¿Crees que la Vinotinto logre clasificar para el próximo Mundial en Catar 2022?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...